Las Pataletas ...


11/09/2010

Las Pataletas ...

En algunas ocasiones hemos podido presenciar la pataleta de un niño, esto no es nada anormal, son etapas y en la mayoría de ocasiones, los niños buscan ser el centro de atención.

Pero esto supone un pequeño contratiempo, si consiguen llamar la atención a través del chantaje, nos supondrá un pequeño problema.
 
Cuando un niño consigue lo que quiere a través de una pataleta se le abre un mundo de posibilidades para conseguir lo que quiere.

De los 18 meses a los tres años es cuando la etapa de las rabietas escandalosas o pataletas se desarrollan plenamente, porque el niño experimenta con furor su proceso de independencia. Necesita probar su voluntad y reafirmar su personalidad.

Es por ello que es el periodo ideal para hablar de limites y enseñar dos palabras muy importantes que nos ayudarán a todos, gracias y por favor.

Debemos armarnos de paciencia y enseñarle adecuadamente.

Los niños ansiosos, enfermos, temperamentales, con poco descanso o en ambientes tensionados tienden a tener pataletas más frecuentes.

¿Por qué sólo hace pataletas con sus padres, y cuando lo cuida alguien más se porta bien?

El niño/a sólo desarrollará las pataletas en presencia de sus padres o personas más allegadas porque está poniendo a prueba la existencia de límites y reglas, lo que no hará con personas que no conoce.

Cuando su desafío va muy lejos y es restringido responde con una pataleta.

No debemos considerar que desea conscientemente hacerle la vida ingrata a sus padres y ciertamente no prefiere a los extraños.

Esta explosión emocional ante nuestros ojos, irónicamente, significa que tiene confianza en nosotros.

¿Cómo  actuar ante una pataleta?
Lo más importante es mantener la calma.

Como padres somos modelos para nuestros hijos y en la medida que gritemos o reaccionemos con rabia no lograremos cambios favorables.

Una atmósfera tranquila ayuda a recuperar el control y en particular tomarlo, abrazarlo o hacer comentarios distractores del tipo "mira que lindo el pajarito ", pueden evitar una gran pataleta.

El sentido común y el humor son fundamentales para que el niño acepte órdenes. "Vas a bañarte" no es lo mismo que "hagamos una carrera al baño".

Evite largas y complicadas explicaciones de las reglas. Justificarlas ante un pequeño de 2 ó 3 años solo servirá para confundirlo y no le permitirá tener claro qué cosas son fundamentales y cuáles son debatibles.

Al crecer podrá explicársele las razones de nuestras reglas en forma breve y clara
 

Más Para Papás
 

Cómo construir un hogar feliz?

La importancia de la música en los niños preescolares

'los tuyos,los míos y los nuestros' con el ICBF

Cuidado de los dientes en los niños.

Recomendaciones al conducir en ésta semana santa

Recomendaciones para semana Santa

Top 5 de los hechos más importantes en el 2010

Navidad sin pólvora, te lo dice Coloríncolorradio

Cuidados para esta navidad

Tinnitus... así se llama ese pitico en los oídos.